HEROES EN TIEMPOS DE CRISIS

julio 29, 2010
Tiempos de Crisis

Héroe en Tiempos de Crisis

No es fácil ser Héroe en los tiempos que corremos, sobre todo cuando sueños e ilusiones se perdieron hace mucho en los rincones olvidados de los tiempos. De todas maneras, siempre esta la excepción a la regla, y de cuando en cuando sale algún personaje que asume este papel. Andoni, con sus ideas, y haciendo de tripas de corazón, se calzó semejante responsabilidad. Todo empezó hace tiempo, después de caminar muchos kilómetros por Los Caminos de Santiago, de comprender y ver las necesidades e inquietudes de las personas, de compartir sueños, penas, alegrías y tristezas y de vivirlas todas ellas en sus propias carnes y a la misma vez hacerlas suyas, algo que, con el tiempo, fue calando hondo hasta conducirle al lugar en donde ni él mismo se podría imaginar que iba a llegar.
Años por los caminos, tirado por las calles, compartiendo aceras y rincones en lechos de cartón con aquellos que no tienen más que eso y a los que les dio algo con lo que identificarse y hacer de ello su bandera. Los llamó Los Hombres de Piedra, porque entre piedras viven y con ello los llenó de dignidad y volvió a despertar  sueños olvidados que moraban en el corazón de todos ellos. Pero no quedo la cosa ahí. Todavía llegó más lejos y hoy en día es alguien que realiza una tarea muy importante en ayuda de los demás en La Cruz Roja de Santiago de Compostela. Quién lo iba decir; del lecho de los caminos al pesebre de la responsabilidad. “Parece que he perdido un poco de aquella libertad en la cual no habián muchas responsabilidades”, se dice, “pero he aprendido a volar en este lugar. Ahora puedo hacer más”; pienso yo que se dice él. Todavía quedan Héroes, me digo yo. Sí, en tiempos de crisis todavía existen héroes, ¿por accidente o por decisión? Pienses ustedes. En tiempos de crisis soñar todavía es gratis.

CARTELES EN LAS PIEDRAS

julio 22, 2010
¿Quién no ha caminado por la calle y no se ha encontrado en cualquier esquina, acera, frente a los comercios, en las iglesias…a una persona con un cartel pidiendo ayuda?
Sepan pues, que esto de los carteles es todo un arte para reclamar la atención del viandante y tocarle la fibra para que, de buen rollito, se rasquen un poco el bolsillo o la cartera en la procura de unas monedas o un billete, por qué no, que puedan cubrir algo de las muchas necesidades que pasan estas personas.
Carteles y personas que lo portan, habrán visto muchas, me imagino; lo que reza en el cartel, pues, creo que de todo; desde los clásicos mensajes de ayuda pura y dura, ejemplos hay muchos y no cabrían todos en esta entrada, hasta los más disparatados, cachondos, alegres e imaginativos, porque de haberlos, los hay.
Estos carteles, por regla general, son pura letra, de un tamaño menor o mayor y lo más llamativas posibles, para que se pueden leer en la distancia y así ir preparando a aquellos quienes lo leen. Que les toque o no la fibra para que se rasquen el bolsillo, depende de la gracia con que se escribe el mensaje; corto y directo, por que la gente no esta para rollos, sinceramente.
¿Pero que pasaría si ese mensaje va acompañado de una imagen que refuerza ese mismo mensaje? En las calles se ve de todo, y más en estos días de crisis y el ingenio siempre esta en el bolsillo del pobre, que no tiene otro lugar donde exponerlo más que en las aceras de piedra, adornando las tristezas y afrontando las necesidades.
Mi pregunta es: ante un cartel como este…¿que harian?…
avestruz

La Suegra y El Avestruz

No siempre encontramos tristezas en los carteles de la calle.

Saludos.

Pálabras Escritas.

julio 20, 2010
gracias por estar aqui

Los Sueños

Aquí va una de palabras bonitas que nos hacen soñar y sentirnos más jóvenes dichas por Un Hombre de Piedra, para que luego digan que todo son tristezas en esta vida. El amor se puede encontrar donde uno menos se espera, a la vuelta de la esquina. Se siente, se palpa, se dice y, sobre todo se expresa. Si no vean a “Conde Jor”, El Conde Amor, en una de sus múltiples, variadas, originales y, como no, con sentimiento, parrafadas callejeras forjadas en las piedras de la ciudad y el caminar y sentir de sus habitantes.

Así que si quieren enamorar a su chica o chico, según los gustos, preferencias y sexo de cada uno, no dejen de practicar Los Poemas de Conde Jor. ¡Cosa fina oigan! ¡Con sentimiento!…

palabras Escritas

La verdad es que…¿como decir
en palabras escritas lo que se siente
al haber conocido la verdad de una humildad
diferente a nuestra vida?…

Solo hay flores,
si tu cuidas de ellas;
Solo hay grandes y hermosos amaneceres,
¡si Tú brillas!;
como brilla al salir El Sol;
Solo hay verdadero sentimiento,
cada vez que tú hablas con El Mundo.

¿Creer en Dios?
Yo solo creo en Ti;
en tu pureza, en tu mirar;
en tu alma, en tu lucha
y gran sacrificio.

Me alzo a tan bello poder,
como el que desprende cada rincón
de tu maravillosa sonrisa.
Jámas me arrepentiré
de vivir en un mundo en el que:
¡Sí existen los sueños!
gracias por estar aquí.

Un besazo.

 

Y para acompañar esto, que mejor que un poquito de ambiente….

 

Y si se lo quieren decir con algo de marchita, pues ahi va este Rock and Roll, de cosecha, de lo que ya no se hace.

Los Latidos de La Amistad

junio 4, 2010
El Latido

Los Latidos de La Amistad

De nuevo en el camino. La noche pasó y, con ella, las sombras y demás penumbras que esconden la noche. Las Piedras, perezosas, despiertan con los primeros rayos del sol, y de entre ellas también despiertan los que han dormido ha su cobijo. Para algunos la noche ha sido como una noche más. La costumbre de habitar y vivir entre sombras y penumbras no es nada nuevo, para otros toda una experiencia que, con la claridad de la mañana, ven de otra manera muy distinta a lo que en un principio se pensaba. Es bueno despertar con los amigos al lado y darse cuenta que no estaban solos ni solas en las oscuras negruras de la noche y que los miedos e incertidumbres, con el preludio del amanecer, desaparecen y marchan. Que nos pueden contar estos hombres y mujeres que han querido experimentar en sus propias carnes que es eso de vivir como viven muchos de nosotros, Los Hombres de Piedra. La noche pasó, el camino comienza de nuevo y las experiencias están a flor de piel, pero veamos, veamos que nos cuentan…

-…Sentía miedo, no podía dormir. Las duras piedras machacaban mi cuerpo al igual que los temores atormentaban mis miedos. No sería capaz de hacer esto en la más completa de las soledades. Solo, entre cartones olvidados y en cualquier rincón olvidado de una ciudad o pueblo o villa como lo hacéis vosotros. Tendría que estar con alguien, amigo o conocido, porque hasta con desconocidos no sé si tendría el valor de hacerlo. He aprendido que a veces las cosas más insignificantes y a las que apenas si les damos importancia son, en realidad, las cosas que más valor tienen…

-…Estaba tranquila, pero la incertidumbre de no saber qué es lo que podía pasar durante la noche, mientras dormía, al día siguiente, cuando levantara de “cama”, por decirlo de alguna manera, hacia que me desvelara. Cualquier ruido, susurro de la noche, voz desconocida de cualquier viandante que pasaba hacia que me despertara y que pusiera todos mis sentidos alerta, tensa, con esa tranquilidad que en realidad no es tal, sino que hace que estés en guardia…

-…Echaba mucho de menos la intimidad de mi hogar, mis cosas, la seguridad de mi cuarto. Pensaba, en los ratos desvelados, como era posible que estas personas puedan tener esa intimidad y seguridad cuando duermen así, en cualquier lugar. Todo me parecía extraño. Tenía claro que a la mañana siguiente no me despertaría en mi hogar, en la seguridad de mi habitación ni en la intimidad de mi lugar de aseo. Sencillamente, sabía que me tenía que buscar la vida y si un hombre ya lo tiene complicado, pues imagina una mujer. De todas maneras es algo que nunca olvidare y una experiencia de a cual aprender…

-… Al igual que todos ustedes, más o menos, las mismas sensaciones, pero tengo la seguridad que esto solo es un tiempo relativamente corto, si lo comparamos con el tiempo que llevan ello por las calles, que cuentas desde hace años, porque sé que voy a regresar a mi casa. De todas maneras las incertidumbres y los miedos siempre están presentes, pero la compañía de todos ayuda bastante y hace más llevadera  la experiencia. Desde luego hay que reconocer que tienen valor…

-… Sé, de primera mano, la experiencia de todos ellos y como las pasan, pero también sé como se lo montan y de los recursos e ingenio que le echan, así que solo he tenido que aplicar lo que muchos de ellos me explican cuando tienen alguna entrevista conmigo o simplemente me cuentan como a una amiga como se lo montan para pasar las noches en las calles con el menor riesgo posible para su persona. A pesar de todo, tengo que reconocer que es una experiencia única. La verdad es que muy poca gente sabe realmente lo que es esto…

Y así lo vivieron y así lo cuentan. Solo puedo decir, según mi experiencia, que  con esta experiencia Los Latidos de La Amistad latían en lo más escondido y profundo de mi corazón y por una vez, desde hace mucho tiempo y como decía una de ellas, se que por lo menos voy a volver al “hogar”, pero sé que las piedras me aguardan a que regrese, ellas siempre reclaman a “sus hombres”. Espero que esta nueva sensación, estos latidos de verdadera amistad, cariño y calor sean armas suficientemente fuertes como para que Las Piedras me sigan esperando y poder sacar de ellas a quienes ya han tenido suficiente castigo.

Esto es todo en cuanto a esta experiencia. Ahora que sean las imágenes, la música y Los Latidos de La Amistad los que acaben de bordar esta historia.

Hasta Pronto.

La Senda de Las Piedras

mayo 28, 2010

 

Sendas

Caminantes y Caminos

Comienza la mañana y con ella un nuevo día. Los caminos y las piedras que hay en ellos esperan a los caminantes, inmutables, esperando pacientemente a que el transcurrir del tiempo pase con su lánguida tranquilidad y observando cómo los caminantes pasan sin prestarles mucha atención, aunque siempre hay alguien que se para a escucharlas, observarlas o simplemente intentar hablar con ellas. Por estos caminos van nuestros hombres y mujeres de piedra en busca de los secretos que esconden las piedras. En busca de sus propios caminos, albergados por sus propios pensamientos, amagados en los rincones olvidados de sus meditaciones. El camino es largo, el paso tranquilo y el espíritu alegre. Nada parece echarles atrás o dudar de lo que se tiene que hacer, hasta donde se debe llegar o que fronteras y limites se tienen que cruzar, o no. El sonido de sus pasos en las piedras y el polvo de los caminos y sendas acompañan a sus sombras errantes dibujadas con maestría por los rayos del sol, que ahora están delante, ahora detrás, después a la derecha o la izquierda, pero siempre pegadas a las suelas de sus botas, como fieles compañeras que no se despegan jamás de los dueños que las crean. El día es soleado, magnifico, el calor, poco a poco, baña de sudor salado sus cuerpos y sus rostros jubilosos reflejan la alegría de sus corazones. Cada uno y una de ellas llevan por bandera y lema un nombre. Un nombre que llevan grabado, a modo de estandarte, en sus camisetas y que sienten en su corazón. La Alegría, La Paz, La Ilusión, La Amistad, El Amor, La Esperanza, La Libertad… cada cual acarrea aquello con lo que se identifica y que lleva consigo, al igual que un guía que conduce sus pasos y caminar por senderos y caminos seguros, donde nada oscuro pueda eclipsar la luz que poseen en su interior.

Sombras

Las Sombras de Los Caminos

El paisaje los embriaga, el camino los motiva, La Esperanza los asesora, la noche todavía está por llegar. La Luz combate a las sombras y entre ellas se cela las dudas y los miedos que esperan impacientes y ansiosos en las penumbras oscuras de la noche. Qué bueno es caminar junto a los amigos, junto a quienes quieren ser amigos y que estos, cuando caiga la noche y la oscuridad, estén a tu lado. Mientras tanto que transcurra el día y después el atardecer, que la noche ya llegara. Que transcurra el tiempo y con él las sendas y los caminos y que en todos ellos sus piedras no nos hagan tropezar y el polvo no ciegue nuestros ojos y así, poder ver el camino, las sendas y las piedras, porque ellas, las piedras, esperan pacientes a que acudas en su busca y entre sus brazos reposar rumiándole incertidumbres e inquietudes. Pronto les contaras tus secretos más íntimos, pronto te cobijaras como un niño entre el arrullo de su silencio para decirles que es aquello que inquieta en las negruras de la noche y te hace despertar intranquilo, como un mal sueño, en mitad de la noche. Porque la noche tiene muchos sonidos y sombras oscuras y solo Las Piedras saben el alma que late en el corazón de cada una de ellas, incluida la tuya.

La Noche

La Noche

Fotografías:
M.Méndez.
Bea Mato.

Piedras, música y guitarras

mayo 25, 2010
el guitarrista

Piedras, música y guitarras

Muchos son los que por las calles andan con sus instrumentos a cuestas, llenando estas con sus melodías y animando a los viandantes que pasan por allí con sus canciones. Algunos se paran, otros ni eso, el que más suelta alguna moneda que otra y el resto, pues meros espectadores que les puede gustar o no aquello que tocan estos músicos ambulantes en las calles y lugares de cualquier ciudad, pueblo o villa.

De estas gentes mucho y poco se habla. Son necesarios cuando se tienen ganas de juergas y molestos o innecesarios cuando cada uno va a sus quehaceres en la ajetreada vida de esta sociedad. Mientras tanto, como todo “quisque”, ellos también se tienen que ganar su sustento y si no están contratados en alguna banda como músicos, o pertenecen a algún grupo que da lo necesario como para vivir holgadamente o se tiene otra profesión, que es la que verdaderamente les da de comer, o… en fin, cualquiera de ellas imaginables o por imaginar sería valida, si con ello se suministra el sustento diario, mientras tanto, no queda otra que tocar en donde se puede, donde dejan y cuando se puede y a esperar la bondad de los buenos parroquianos del lugar que pasan por donde esta el músico y les suelta algunas monedas en la modesta funda del instrumento y de vez en cuando, algún billetito, para un filetito, que no todo van a ser sopas, pan y agua.

Entre piedras, música y guitarras existe una gran variedad y variopinta tribu de personajes que realizan estas disciplinas, tanto hombres como mujeres, cada uno de ellos y ellas con su estilo particular y su forma de ver y enfocar la vida. No todos y todas viven entre las calles y las frías piedras que cobijan a los que descansan entre ellas. Algunos o algunas tienen su casa, su vida y de cuando en cuando salen a las calles con su música para alegrar a las tristes piedras y aquellos que necesitan felicidad, calor y compañía, para después volver a sus vidas y tomar el timón de la nave que gobierna sus destinos. Hacen bien, esto de vivir entre piedras en las calles no es vida y a ningún lugar conduce. Mientras tanto, me empapare con  la esencia de su compañía y de la amistad que me puedan brindar y seguiré su ejemplo: olvidar las calles y solo volver a ellas cuando se quiera rescatar a algún naufrago perdido y olvidado entre piedras, música y guitarras. En honor a estas gentes aquí van unas fotos que tuve la gran suerte de compartir con ellos.

oxido

Limando la tristeza

El óxido de la tristeza de mi guitarra comenzó a limarse, a desprenderse, a caerse y desvelar que no todo es negro ni gris en la vida. Hay otro colores, aunque estemos en las más absoluta de las tristezas.

la balada

canción triste entre piedras, música y guitarras

Sus canciones, su música, su alegría de vivir me contagiaron hasta calarme en lo más profundo de mi corazón. Ya no quedan rincones oscuros y los lados tenebrosos, que cada persona posee, quieren dejar de serlo.

entre notas

Las melodías de Las Piedras.

Y entre partituras encima de las piedras me enseñaron las melodías secretas que se esconden en el corazón, en aquellos lugares olvidados que nos empeñamos en cerrar a cal y canto.

arturo

Las melodías de Arturo

Y en las oscuras noches de mi vida me acordare de sus melodías, de lo que dicen, de lo que te recuerdan, de lo que fue y no volverá a ser, de lo que sí puede ser…

Alicia

El país de Alicia

Un bello recuerdo, una fuerza innata, una razón por que existir, un mundo nuevo por descubrir, un deseo inalcanzable, así puede ser o no puede ser El Mundo de Alicia.

Fotografías:

M.Méndez.
Bea Mato.

Un Cangrejo Feliz

mayo 16, 2010

Esta es la historia de Jose El Madrileño, alias El Cangrejo. ¿Qué por qué le llamamos El Cangrejo? Bueno, la verdad sea dicha, La Naturaleza no ha sido muy agradecida con él. Nació con los pies al revés, las manos deformes, semejantes a las pinzas de los cangrejos, de ahí viene lo de Cangrejo, y para más coña le paso por encima un coche y le reventó por dentro. Esta vivo de milagro. Sin embargo sigue siendo feliz como podrán comprobar en el escrito que ha legado a este blog y a todos los lectores que lo leen. No tiene desperdicio y esta tal y como lo ha escrito, con su forma de escribir, sea o no la correcta, tenga o no tenga faltas de ortografía y expresividad, cosas más rara se leen por Internet y con faltas más gordas todavía y nadie dice nada, al contrario, nos parece una forma “guay” de escribir. Por esa razón este legado es tal y como lo ha escrito El Cangrejo, con su particular forma de expresión de escritura que tanto gusta en las redes. Así que sin nada más que decir y alargar aquí tienen sus escritos, que no tienen ningún desperdicio y entre sus lineas hay oculta una verdad y una razón de vivir y ser feliz, como dice y desea El Cangrejo.

El Cangrejo Feliz

Un Hombre Feliz. Cangri.

HOLA ME LLAMO ¿-?. COMO ME KIERAS LLAMAR. ESTOY EN SNTIAGO DE COMPOSTELA AKI SOY EL CHAVAL MAS FELIZ DEL MUNDO, BUENO ESO DE CHAVAL VAMOS A DEJARLO PORKE TENGO MUCHO MUNDO. SOY FELIZ, VIVO Y DEGO VIVIR…

NADIE SABE LO KE TENER UN AMIGO, POR KE EL KE TIENE UN AMIGO TIENE UN TESORO; KE VALE MAS KE E ORO DEL MUNDO…….

YO PARA MI NO HAY NINGUNO. POR ESO DIGO VIVO LA VIDA Y SOY

¡FELIZ!

YO ANTES HERA UN CHAVAL SANO Y LA PUTA CALLE TE MATA POCO A POCO, PERO SOY FUERTE COMO EL ROBLE, AUNKE LOS AÑOS NO PERDONAN. CADA VEZ TIENES MENOS GANAS DE VIVIR LA PUTA VIDA NUESTRA YO DIGO SI AL MENOS HUBIERA UN MILAGRO KE POCOS HAY PARA PODER CAMBIAR. YO DIGO UNA COSA DIOS A CADA UNO NOS A HECHO UN DESTINO.

YO SOLO KIERO UNA COSA EL DIA KE ME VALLA AL OTRO MUNDO SERE EL CHAVAL MAS FELIZ DEL

¡MUNDO!

AUNQUE ME KEDA MUCHA GUERRA POR DAR.

YO DIGO A TODOS  NO OS PERDAIS COMO YO ME HE PERDIDO, KE LA CALLE ES MUY DURA Y LA TIENES QUE AFRONTAR…………..

_____________________________________________

ALGO MAS CONTENTO SOY FELIZ CONOCCO CONOCCO CIUDADES GENTE BUENA XXXXX Y APRENDES ALGO

MAS…………………

PARA MI AMIGO ANDONI TAU Y

FELICIDADES

ESTE ES MI REGALO DE TU CUMPLE.

andonitau

El regalo del Cangrejo a andonitau

FIRMA

JOSELITO, (ALIAS EL CANGREJO FELIZ)

VOY POR EL
CAMINO……..
ME ENCONTRE
UN AMIGO…..
NO SUPE SU
NOMBRE, ME DIGO
ANTES DE SEGUIR
SU RUMBO, AUNKE
TU NO ME VEAS
YO TE VEO Y
SIEMPTE TE VERE
SOLO PORKE ME
PIDIO UN POCO
DE AGUA, DESPUES
DE BEBERLA
SE CONTENTO Y
ALEGRE……
NO TE CREES
KE PUEDE SER
TU ANGEL DE
LA GUARDA
___________
ES LO KE ME
PASO A MI

Joselito (alias El Cangrejo Feliz)

La Verdad de Una Tierra Perdida.

abril 25, 2010

Un Hombre de Piedra, como los muchos que viven entre las piedras de las calles, olvidados, solos, perdidos entre las fronteras de la razón y la locura, porque la razón muchas veces se pierde, otras se tiene y en muchas ocasiones, ni se da ni se toma. Muchas son las voces que no son escuchadas, muchas las palabras que no se quieren oír, muchos los hombres que viven entre las piedras olvidados por todos. Este es uno de ellos y he aquí su legado silencioso extraído de las piedras con las que convive de día y de noche:

“Sentir el desprecio de tu familia es un abandono que quizás se pueda superar o no, poco a poco. Sentir que tus hermanos y compatriotas te dejan así, como una osa mojada y fría, sin opción de arroparte y secarte, abandonado, sin importarles el por qué, también se puede superar o no.

¿Qué soy yo en mi tierra, en mi patria?… Tan solo un desconocido más que no puede mover sus labios para expresar y compartir algo con su gente, aquello que todo ser humano necesita: amor, calor y comprensión.  Ya no hay más lágrimas, ni dolor que sentir. Solo queda acabar, sufrir una inmensa agonía que por enfermedad te ha legado tu tierra, tu casa y tu vida. Solo quedan conformistas a los que comprar con ridículas hojas de papel. Solo quedan pensamientos que no son reales dentro de nuestra locura. Solo quedan injustas maneras de trato sin dirección alguna.

Realmente tengo hermanos, tengo familia, tengo tierra donde poder descansar y vivir  la angustia con un poco más de alivio. ¿Qué pasa conmigo?… Ya no percibo apenas este dolor que me lleva atormentando tanto tiempo debajo de una capa de pelo, piel y lana. Solo techos de estrellas, de cielos con nubes grises, de suelos repletos de piedras, mentiras y penas, sin más fondo que cartón y un poco de humildes sentimientos cobijados por los olvidados sueños.
Mi tierra, mi patria, solo es ya para mí un simple cementerio donde poder dejar descansar mi enfermo y herido cuerpo. Solo perdido en confusiones absurdas que diablos pinto yo aquí…”

Uno más del Corral

Uno Más del Corral

“Escritos por uno más que hay en este corral”

Lunes; 26 de Abril del 2010 A.Santo.

La Muerte No es De Piedra.

marzo 23, 2010
Muerte en Las Piedras

En Las Piedras también se Muere.

Anochecía cuando llegue al lugar donde suelen descansar Los Hombres de Piedra. La penumbra del pequeño balcón, que sirve de techo para cobijarles del relente de la noche, parecía mas oscuro y triste, anunciando nuevas que no eran muy agradables. policía , ambulancias, muchedumbre de gentes que por regla general no suelen estar a esas horas. Presenti que algo había pasado, La Darsena Juan XXIII era como un hormiguero de gentes y vehículos, uniformes y la sombra de quien todos queremos evitar: “La Muerte”. El primero a quien me encontré, con el rostro pálido y triste fue a Manuel El Guitarrista.
– Manuel, ¿que ha pasado aquí que hay tanta gente?.- Le Pregunte.
Solo me hizo un gesto tristemente señalando unos de los bancos que hay en la dársena.
Mire hacia donde me indicaba y la sangre se me helo en las venas.
– ¿Sabes quien es?- Me pregunto Manuel con voz apagada.
En un principio no lo reconocí, puesto que estaba en la penumbra y lo primero que vi era que el rostro estaba muy desfigurado por lo hinchado y deformado que estaba.
– ¡Si hombre! Justo esta mañana le decías en El Vieiro que se cuidara y que no se metiera tanta pastilla y alcohol porque cualquier día la iba a palmar.
Nada pude decir. Solo se que me acerque al sitio donde se encontraba José, unos de Los Hombres de Piedra. Yacia en banco tendido como una caricatura de piedra a la que La Muerte se le había llevado todo rastro de vida. Lo examinaban policía y forenses.
– ¡Dios Mio!, ¿por qué es tan corta la vida de Un Hombre de Piedra?.- Exclame con gran pesar.
Me acorde de los consejos que por la mañana le había dado y que unas horas más tarde no servían de nada. Estaba muerto, sin vida.
Le eche una ultima mirada y en lo más hondo de mi corazón me despedí de Un Hombre de Piedra en silencio, mientras los enfermeros de las ambulancia lo vestían con el último traje de plástico del color favorito de La Muerte: “El Negro”.

Esto es una historia real, no un cuento. Este hombre falleció ayer, con tan solo 28 años en la más completa soledad, rodeado únicamente por sus amigos Los Hombres de Piedra. Esto es un llamamiento a la sociedad para recordarles que las piedras no mueren, pero las personas ¡SÍ!, y más los que vivimos en La Puta Calle.


El Pintor que Pintaba bajo La Lluvia

marzo 20, 2010
El pintor

El pintor bajo la lluvia

Dedicado a los chicos y las chicas de La Cruz Roja de Santiago de Compostela, porque forman parte de la vida diaria de los personajes aqui descritos, que en realidad yo les llamo Hombres de Piedra, pero en su interior son humanos; personas con sus más y sus menos como cualquier otra, y que el destino los ha llevado a tener por lecho duras piedras.

Mucho se puede hablar de estos personajes, mucho se ha hablado y mucho se hablara, pero mientras tanto ellos singuen teniendo por lecho esas duras piedras y por techo el cielo, cuando es clemente. Uno de tantos, como podia ser cualquiera, es este personaje pintor, que le gustaba pintar bajo la lluvia. ¿Loco, genio, artista, inspiración…? cualquiera de estas definiciones podria valer, pero ¿cual de ellas le empujo a pintar bajo la lluvia y dormir en las piedras? Mediten mientras tanto ustedes, por que puede ser que un día seas Tú El Hombre de Piedra.